Humedades, caldo de cultivo de ácaros y alergias.

Hoy quiero hablaros de la humedad. Es un problema en muchos hogares y no solo en los que están en climas fríos. Vivir expuesto a la humedad aumenta mucho el riesgo de poder contraer enfermedades respiratorias y hace mucho más posible padecer de enfermedades reumáticas. Y no sólo eso. Entre los síntomas a largo plazo causados por la humedad destacan la sensación de malestar general, escalofríos, cansancio, dificultad al respirar, pies fríos o intenso dolor de cabeza. Todos estos síntomas se pueden producir debido a que las humedades de un hogar están llenas de ácaros que agravan los síntomas de las alergias a este tipo de ácaros. Por ello es siempre muy recomendable contar con un experto en humedades que te libre de este problema.

Además, la humedad en las paredes, techos o suelos crea un entorno favorable para la aparición de bacterias, hongos y ácaros de la humedad. En otoño, con las primeras lluvias del año, aumenta la humedad en el ambiente y se favorece la proliferación de estos ácaros. Esta proliferación no está exenta de perjuicios para la salud. La aparición de los primeros síntomas de alergia a los ácaros suele ser en otoño. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), en esta época del año se dan las condiciones de temperatura y humedad que necesitan estos microorganismos para proliferar.

 

Y te preguntarás, ¿Cómo puedo acabar con los ácaros de la humedad?

humedades2

Para evitar la aparición de ácaros de la humedad en nuestro hogar y acabar con ellos, es importante mantener la casa siempre bien ventilada, mantener la humedad ambiental por debajo del 50% y no sobrepasar los 22ºC de temperatura en nuestros hogares.
Si ya tienes ácaros en casa, lo mejor para eliminarlos es hacer una buena limpieza y desinfección. Si tienes humedades y no sabes cómo acabar con ellas, lo mejor que puedes hacer es llamar a un especialista en humedades. El te enseñará a acabar con las humedades de tu hogar y conseguirá que todas tus habitaciones vuelvan a ser habitables, limpias y libres de ese caldo de cultivo que son las humedades y que cada vez más y más casas sufren por culpa de los cambios climáticos. Así que ya sabes, si quieres vivir en un entorno limpio de humedades y ácaros sigue estos consejos y acuérdate de ventilar mucho tu casa y dejar que entre mucha luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>