Frutas para llevar a la playa, mis recomendaciones.

Sin duda alguna, las frutas son el mejor alimento que le puedes dar a tus hijos, son sanas, la gran mayoría son todo agua, por lo que refrescan, aportan un montón de vitaminas y son un alimento dulce sin azúcares añadidos. Por estos y muchos más motivos, las frutas son un alimento que no puede faltar este verano en tu neverita cuando te marches a disfrutar de un buen día playero. ¡Y no solo los niños tienen que disfrutar con las frutas, los adultos también podemos!

La fruta es un elemento fundamental en la dieta de los niñosLes proporcionan muchos de los nutrientes necesarios para su crecimiento sin aportarles nada de grasa. No es un alimento que tenga azúcares añadidos de origen industrial, si es cierto que según qué frutas pueden contener más o menos fructosa, pero el tipo de azúcares que contienen son 100% naturales y esenciales para la dieta. Desde muy pequeños pueden y deben empezar a tomarla. A cada niño le gustará más una fruta, por lo que es necesario que prueben todo tipo para que vayan acostumbrando el paladar y así encontrar la fruta que más les guste.

mejores-frutas-para-llevar-a-la-playa-2

Te enseñamos las mejores frutas para llevar a la playa

 

Cuando estamos en la playa, es necesario que tengamos presente que una jornada playera conlleva una serie de posibles riesgos para el cuerpo humano, como el exceso de exposición solar, la pérdida excesiva de líquidos o el cansancio y desgaste que producen las actividades acuáticas…

Por todo ello es importante que tengamos presente el tipo de alimentos que serán más adecuados para comer cuando vamos a la playa. Como ya os hemos adelantado antes, las frutas son de los mejores alimentos para llevar a la playa, por eso os vamos a dar unas recomendaciones y así sepáis cuáles son las más adecuadas para meter en tu nevera este fin de semana.

Empecemos por la reina de las frutas veraniegas, la sandía. Esta fruta de origen africano es en su totalidad agua, alrededor del 90%-95% de su peso. Posee cantidades de diversas vitaminas y minerales y además, un bajo aporte de hidratos de carbono provenientes de la fructosa. Te recomendamos que la noche anterior la metas en la nevera, así al día siguiente estará bien fresquita y te refrescará el doble. Además de que su sabor dulzón le encantará a tus peques.

 

La sandía es una de las mejores opciones de frutas para llevar a la playa

 

Muy parecido a la sandía pero a la vez muy diferente es el melón, procedente de la península de Anatolia, este fruto de sabor muy dulce también posee un 90% de agua además de un bajo contenido en calorías y casi un gramo de fibra, lo cual es perfecto ya que brinda saciedad. Al igual que con la sandía, si lo metes la noche anterior en la nevera al día siguiente estará perfecto para comer.

Otra fruta que les encantará a los más peques de la casa es la piña. Solo con olerla les entrarán las ganas de comer ya que es una fruta con un olor muy agradable. Aporta una importante cantidad de hidratos de carbono (que dan energía al organismo), vitaminas A, B y C, minerales como calcio, hierro y potasio, y además fibra, que favorece el tracto intestinal. También es diurética y ayuda a hacer la digestión. Esta fruta sí que requiere de un poco más de preparación en casa, ya que pelarla y cortarla en la playa puede ser un poco engorroso. Por eso te recomendamos cortarla antes de salir y conservarla en rodajas en un recipiente de plástico. Así no se te pondrá blanda y estará como recién cortada. ¡A tus niños les encantará!

 

La piña es de lo más dulce en frutas para llevar a la playa.

 

Nuestra última recomendación para que tus hijos coman fruta en la playa es el melocotón, esta fruta asiática de piel suave, con aroma y sabor dulce, aporta mucha agua y pocas calorías. Contiene una cantidad significativa de distintos tipos de fibra, que contribuyen a mejorar el tránsito intestinal y tiene muchísima vitamina C. Un buen truco para que los niños se coman esta fruta sin rechistar, es mezclarla con yogur natural. Conseguirás un postre perfecto y refrescante donde además de fruta estarán tomando lácteos.

Ahora que ya conoces nuestras recomendaciones de frutas para que tus pequeños se hidraten y coman en la playa solo te queda coger el bañador, preparar una buena nevera llena de bebida y comida y disfrutar con los tuyos de un buen día de playa sabiendo que no te faltará hidratación. ¡Pero cuidado con bañarse después de comer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *